A raíz de la evolución de las nuevas tecnologías, los administradores de empresas se han enfrentado a nuevos retos que  involucran cada vez más técnicas de perfilación de públicos.

 

Aunque en la práctica, los especialistas de Marketing Digital tienen la responsabilidad de aplicar estrategias de mercadeo en plataformas tecnológicas, es deber de los administradores entender por qué las técnicas de enfoque personalizado hacia el cliente, son tendencia en la gestión empresarial.

 

EL CRM es como su nombre en inglés lo dice “Customer Relation Manager” es una tendencia de administración que permite entender las necesidades del cliente, basándose en su interacción o relación con él.

 

En este sentido determinar los puntos de contacto que tiene la organización y definir estrategias enfocadas a mejorar la experiencia del cliente no solo involucra la creación de campañas de marketing eficientes sino que los administradores deben involucrar a cada uno de los colaboradores en metas mucho más adaptadas a las expectativas de los consumidores.

 

Adicionalmente, en las actividades desarrolladas en el día a día por áreas de servicio al cliente, o venta directa, es de vital importancia implementar procesos simples pero de alta calidad que reflejen el compromiso de la empresa con la entrega de una experiencia de valor con el cliente.

 

Hacer seguimiento a los procesos e involucrar al cliente en la evaluación de las actividades de calidad o satisfacción le permite a los administradores obtener información de primera línea, determinar los aspectos más valorados por el cliente y conocer la percepción de la empresa.

 

Los futuros gerentes están en la obligación de involucrarse en los procesos que la empresa adelanta con sus clientes potenciales ya que eso determina factores de riesgo o éxito del negocio en general. Un cliente satisfecho puede ser un influenciado de la reputación de la empresa o un defensor de su marca.