El reto de los administradores de la empresa Crocs

Una de las tendencias de moda más llamativas a nivel mundial la impuso Crocs, con sus zapatos flexibles y cómodos, fabricados con resina Croslite.

 

Su demanda en 2003, tan solo un año después de su aparición en el mercado, fue tan alta que llegó a crear más de 100 fábricas y tiendas para la producción y comercialización de productos.

 

El problema, que es el punto de discusión entre nuestros estudiosos del programa profesional de administración de empresas, es que la moda de los “Crocs” se disolvió con la misma rapidez con la que había crecido pero ¿cómo sobrevivió la empresa al cabo de 2 años?

 

Para identificar aquellos ítems que hacían de los Crocs un producto estrella, los administradores,  tuvieron que medir y analizar el comportamiento del mercado y entender a qué se debía su popularidad.

 

Se preguntaban si la disminución de la demanda se debía a que la alta resistencia en el material del calzado, lo que evitaba la recompra de productos, o, si se debía al diseño básico de sus zapatillas clásicas con agujeros y colores brillantes.

 

Para contrarrestar la disminución de las ventas, lanzaron múltiples diseños de sus zapatillas avivando la popularidad de los Crocs y dándole más usabilidad para diferentes escenarios cotidianos.

 

Con esta nueva estrategia de negocio llegaron a presentarse en revistas, medios y desfiles de moda de alto impacto, ampliando las vitrinas de ventas en centros comerciales.

 

La gestión administrativa se enfocó rápidamente en reducir costos de producción para mantener a flote la empresa y la primera medida fue el cierre de puntos de venta menos populares, llenando el stock de aquellos que  tenían mayores volúmenes de venta.

Pero estas acciones no fueron suficientes, cada vez más se veía la disminución de la demanda de zapatos. Los administradores debían encontrar formas más eficientes de reducir costos y una nueva directriz administrativa que le permitiera planear a largo plazo.

 

Lo que encontraron, luego de una nueva revisión del mercado, es que sus zapatos eran percibidos como una tendencia y no como un producto de consumo continuo, por tal motivo cada vez que lanzaban un diseño nuevo se popularizada rápidamente pero las ventas eran finitas.

 

Depender de una moda o una tendencia se convertía en un problema administrativo muy grave ya que la fluctuación de la demanda y las ventas, eran impredecibles. No podían crear planes de mercadeo mayores a un par de meses y los diseños debían lanzarse con mayor frecuencia.

 

Los administradores se vieron obligados a cambiar todo el modelo de negocio y los canales de venta digitales fueron su mejor opción.

 

Mantener un punto de venta conlleva muchos costos administrativos y de personal que se pueden reducir drásticamente con una tienda en línea. La producción puede estar más controlada y sólo necesitas una plataforma al aire para tener presencia mundial.

 

Los administradores y directivos de Crocs, adaptaron un modelo más digital que le permitía direccionar las campañas de lanzamiento, planeando a largo plazo su impacto según las mediciones de influencia y tendencias digitales.

 

Además lograron controlar la producción a nivel local, reduciendo costos drásticamente, al eliminar las fábricas propias para adaptar los pedidos de la demanda, con la fabricación productos en un modelo básico de satélites.

 

Actualmente, la empresa entiende la moda como su mayor fuente de ingresos y se está apoderando de ella, creando nuevas líneas de producto que impacten a corto plazo.

 

Además encontraron una estabilidad económica mayor en nichos de mercado inesperados como los profesionales de la salud y personal de cocina, ya que la comodidad de los Crocs empezó a venderse como una mejora en la calidad de vida laboral.

 

Así es como una empresa tradicional de zapatos que innovó en materiales ligeros y cómodos, logró adaptar su modelo de negocio a las tendencias del mercado actual.

 

2018-09-07T19:27:44+00:00