7 lugares en Colombia para hacer Glamping, la tendencia turística mundial

Las nuevas generaciones de turistas han generado tendencias atractivas y oportunidades interesantes a la hora de crear negocios turísticos y hoteleros que realmente cumplan con las expectativas de los visitantes.

Glamping es la versión de hospedaje de lujo que combina el Camping tradicional en la naturaleza el glamour de un servicio hotelero de lujo. Con la comodidad de un hotel, logra generar un alto contenido de inmersión natural. Acampar es ahora un tema de lujo gracias a esta tendencia que además busca desconectar tecnológicamente a los turistas en todo el mundo.


Algunas empresas de ecoturismo han iniciado este negocio por la alta cantidad de demanda que ha generado en los últimos años.

Con una habitación independiente en cada una de las capsulas de Glamping, es poco el nivel de trafico al día que debe atender un administrador hotelero pero la organización, trasporte y detalles de lujos hacen la diferencia entre prestar un servicio y prestar un gran servicio, generando mejores ganancias.

A continuación, le mostramos a nuestros estudiosos de Administración Turística y Hotelera, 7 lugares perfectos para hacer Glamping en Colombia a los que puedes acudir como turista o puedes tomar como referencia para crear tu propio negocio turístico con servicios complementarios o como alojamiento de lujo.

        1. Guasca

En este está ubicada en Cundinamarca, tan cerca de la capital colombiana que la oportunidad de convivir con la naturaleza parece una idea exitosa.

En esta zona hay pocos complejos hoteleros. Maloca, El Monte y más empresas de oferta de Glamping para turistas, buscan convivir en armonía con la naturaleza y entregar un servicio de lujo que no se aleje de la realidad natural de la zona.

Aprovechando los accidentes geográficos de la zona, presenta uno de los atardeceres más impactantes entre montañas, silencio y aire muy fresco. En esta zona las tiendas de campaña están adaptadas para que te sientas seguro y protegido.

       2. Suesca

La Laguna de Suesca es una de las zonas más visitadas por campistas en Colombia, la razón es que el frio de la noche y el bosque frondoso permiten hacer fogatas y parrilladas increíbles.

En esta zona son pocos los operadores turísticos, pero todos cuentan con tiendas de campaña amobladas para hacer de tu paseo no sólo una actividad natural sino familiar a gran escala.

       3. El retiro, Antioquia

En una de las zonas más verdes, calidad y frescas de Colombia, puedes encontrar una de las cápsulas de lujo más llamativas para turistas.

Las cúpulas transparentes permiten la sensación de inmersión total en la naturaleza, teniendo un equilibrio entre el lujo interior de la civilización con una habitación completamente amoblada como un hotel normal, pero con una vista increíble del panorama ya que pasarás de un espacio cerrado pero transparente a la belleza del ambiente natural de la zona.

Ubicadas en plataformas altas, disfrutas no sólo de una vista panorámica increíble, sino que también recibes un servicio de lujo, servicio a la habitación con tecnología y conexión a internet.

       4. Laguna de Guatavita

La laguna de Guatavita es todo un centro histórico que atrae a muchos turistas nacionales y extranjeros en busca de la historia ancestral que se puede conocer.

El paisaje es una muestra de especies de varios pisos térmicos que componen las montañas alrededor geográfico.

Acampar con glamour es una gran opción en esta zona ya que puedes disfrutar de las noches llena de estrellas y el aire limpio natural que gracias a la gran variedad del ecosistema logra generar una desconexión total de la ciudad.

        5. San Francisco de Sales, Cundinamarca

Lo que se ofrece en esta zona son cúpulas transparentes que muestran el maravilloso cielo de día y noche que te conecta con algo más que descanso natural.

En esta zona es normal encontrar actividades complementarias como caminatas, canopy o escalada ya que es una zona de actividades ecoturísticas.

      6. Desierto de la Tatacoa

Más que envidiable, es la experiencia que viven los turistas en las noches del Desierto de la Tatacoa que gracias a su inmensidad de arena permite ver las estrellas en todo su esplendor.

Con un clima templado en la noche y un sol ardiente en el día, acampar es un verdadero reto para turistas, por eso el alojamiento en tiendas de lujo es una característica de viaje imperdible para disfrutar al máximo una de las zonas más llamativas para explorar.

Además, la conexión cultural con tribus nativas es una actividad adicional que atrae a turistas a nivel mundial, nada mal para completar un viaje de lujo manteniendo el contacto con la autenticidad natural de la zona.

      7. Valle de Cocora en Salento, Quindío

En una zona equipada de Carpas de lujo puedes encontrar una variación del Glamping original en la que no están inmerso completamente en la vegetación, sino que convives con otros turistas en zonas dispuestas para acampar, pero con las comodidades de un hotel ecoturista.

Nombrado como Patrimonio de la Humanidad, Salento puede ofrecer una experiencia de inmersión en bosques rodeado de palmeras de cera, lejos del ritmo citadino.

El sonido de los animales nativos y el aire puro completan una experiencia que se basa en un servicio de lujo sin intervención, es decir que permite al huésped explorar la zona sin restricciones, ateniendo a sus gustos y necesidades de forma personalizada.

2019-04-11T16:41:45+00:00