El Storytelling es una técnica de marketing que se ha puesto de moda en los últimos tiempos, a pesar de ser utilizada en la anterioridad con propósitos distintos a los que se usa en la actualidad.

 

Los seres humanos por excelencia somos contadores de historias y anécdotas, dándoles realismo, sabiendo que mediante su experiencia (además de entretener) puede hacer que cambien de opinión con respecto a una idea; las empresas se hacen más conscientes del uso de esta técnica para sus marcas implementándolas en sus estrategias de marketing.

 

Los consumidores pagan por sentir y emocionarse, estudios demuestran que, si un producto es promocionado a través de historias, vende más que uno sin esta técnica, humanizar una marca empieza por el valor humano de las personas que la conforman, sus seguidores, consumidores y clientes.

 

Existen claves para hacer que la técnica del Storytelling en tu estrategia de marketing impacte y logre obtener los resultados y beneficios deseados:

 

  1. La historia debe motivar, en el contexto que se cuente debe despertar emociones en los usuarios para para que la campaña sea exitosa.
  2. La historia debe emocionar y sensibilizar al usuario para que logre sentirse identificado.
  3. La narración debe contener un leitmotive, que se repita a lo largo de la historia con la que se cree una relación afectiva entre la marca y el consumidor.
  4. La historia debe cautivar, enganchar y llamar la atención del usuario desde el inicio para poder lograr cumplir con la meta.
  5. La historia debe tener nudos, para hacer sentir al usuario que es algo real y se identifiquen con ella y la sientan como propia.
  6. La historia debe ser fácil de recordar, sin muchos elementos, pero con gran impacto que logre marcar al usuario.
  7. La historia debe crear un nexo con el usuario, que se sienta identificado a través de las emociones con la marca.
  8. La historia y la marca deben generar confianza al consumidor, para crear una fidelización marca – consumidor.
  9. Las marcas deben ofrecer a su público meta algo que los enganche y los enamore con del producto.
  10. La historia debe ser única, debe crear magia para que sea diferente y llamativa.
  11. El final de la historia debe ser el logo de la marca para que el usuario termine de relacionar el producto con lo que le hizo sentir la historia.

 

Aprende con nosotros el arte de contar historias, con el diplomado de Storytelling en la Comunicación y la Cultura Digital.