El proceso de planificación de la movilización de las mercancías por vía terrestre cada día toma mayor importancia en Colombia, toma un valor relevante debido a la política estatal, las cuales marcan el rumbo de la movilización de la carga por vía terrestre, pues en el plan del gobierno del presidente Santos durante el primer periodo comprendido entre el año 2010 al 2014 se esforzó por buscar trabajar por disminuir la pobreza, la desigualdad, el conflicto, la inseguridad y formación de capital humano.

No podemos dejar de lado, dentro de la importancia del transporte de carga en Colombia, el ámbito legislativo, para lo cual entraremos a analizar algunos elementos importantes como lo es el revisar los aspectos más recientes, que definitivamente han marcado un alto impacto en la política de transporte. Lo anterior entonces implica que revisemos al detalle el tema, pues esto genera una nueva oportunidad para el crecimiento de la formación técnica en transporte terrestre de carga. Empezaremos por revisar los cambios que han acaecido durante el último gobierno. El gobierno Santos buscó durante el primer mandato consolidar el buen curso mediante un crecimiento sustancial económico durante la segunda década del presente milenio, la cual fue en promedio del 4,8%, un crecimiento del PIB con índices superiores al 30%.

Ya para el segundo periodo del gobierno Santos, se busca soportar en los pilares de paz, equidad y educación, basado en un espíritu de desarrollo económico, lo cual traduce en desarrollo y bienestar para las regiones del país más distanciadas y que a lo largo de la historia han presentado abandono y descuido por parte del estado.

Esto ha propiciado grandes brechas de desarrollo y un desbalanceo inequitativo que deja muy mal ubicado a Colombia frente a las demás naciones del continente.

Por ello, dentro de las estrategias planteadas por el gobierno para el próximo periodo se menciona una inversión de más de 5 billones de pesos al año en infraestructura, lo cual nos permite tener mejor competitividad estratégica, lo cual se convierte en una mayor ”Movilidad social, Transformación del campo y crecimiento verde, Consolidado del Estado Social de Derecho, y Buen gobierno” como lo afirma el presidente Santos.

Se evidencia una fuerte oportunidad para el campo del transporte terrestre de carga, pues el desarrollo en infraestructura y la competitividad estratégicas serán elementos relevantes para fortalecer el crecimiento, en donde Colombia pueda equipararse a las infraestructuras latinoamericanas de alto nivel, pues para nadie es un secreto que aún se tiene un alto porcentaje de infraestructura obsoleta y sin adecuado mantenimiento. Razón por la cual el gobierno le apuesta al desarrollo de infraestructura de transporte de tipo cuarta generación (4G), pero no es suficiente el crecimiento en infraestructura, se tienen problemas de competitividad que involucran la articulación entre ciencia, innovación y tecnología entre el sector privado, incluyendo el sistema judicial. Estos elementos serán importantes para que Colombia pueda articularse con el crecimiento y desarrollo sostenible actual de la economía mundial.