La corrupción es un término que se emplea cuando se pierde la integridad, se relaciona con honor y moral que transgrede las normas legales y los principios éticos de cada individuo.

 

La corrupción no es un tema que solo se da en política y economía, se da también en contextos más cotidianos.

 

Las características principales de la corrupción se basan en la falta de empatía o interés por los afectados del acto de corrupción, para muchos de los que son corruptos es un medio temporal hasta alcanzar un objetivo.

 

Es por ello que estudiantes del programa de psicología de la Universidad Manuela Beltrán, realizaron experimento social para evaluar que tan corruptas son las personas, la muestra se tomó de un número 1375 personas, donde 900 eran hombre y 475 mujeres en edades comprendidas entre 18 y 45 años.

 

El experimento consistió en una prueba que no podía ser realizada, pidiéndoles un que escribieran un aproximado de 100 palabras que empezaran por una letra en específico durante4 minutos, si lograban realizar la prueba con éxito se les daría un bono de 50mil pesos sabiendo que no era posible realizar la prueba.

 

Una vez que no se lograba cumplir la prueba el investigador le ofrecía una nueva opción donde le ofrecían 20.000 pesos, “lo que estábamos evaluando era que tantas personas aceptaban o no aceptaban ese trato” dijo Jeisson Palacios director del programa de psicología de la Universidad, “los resultados evidenciaban que el 79% de las mujeres aceptó el trato y el 21% no se dejó, en cuanto a la muestra de hombres se vio que el 89% aceptó el trato y el 11% no lo aceptó”.

 

Las personas tienden a tener mayor probabilidad de tener este tipo de conductas cuando se encuentran rodeadas de otras personas, es decir, bajo la presión social y del que dirán lo que los rodean si no aceptan este tipo de tratos.

 

Durante la prueba el director del programa Jeisson Palacios analizaba también “que las personas que no aceptaron el trato o el negocio, manifestaban dentro de otros factores que no lo hacían por los valores familiares, y por sus características personales”.

 

En este experimento se evidencio que un número grande de colombianos, tienden a ser corruptos no por los actos a nivel macro, que se acostumbran a ver en medios, sino en los micros, de la vida cotidiana.

 

Este fenómeno de la corrupción no solo se presenta en Colombia, es un tema a nivel mundial, donde unos países se ven más afectados que otros.

 

Según la “Transparencia Internacional” que se encarga se evaluar los índices de percepción de la corrupción mediante encuestas y evaluaciones por parte de instituciones internacionales de prestigio a nivel mundial, nos da una muestra de cómo avanza la corrupción en los países.